3. Cosecha

producción de vid y olivos

proceso de cosecha

El cumplimiento de todas las etapas de la cosecha y el cuidado en el traslado de los frutos permiten que el resultado final, nuestros vinos, sean de excelente calidad.

En este sentido, la cosecha de la vid se lleva a cabo, en parte, en forma manual; luego, sobre parral y sobre espaldera. Los racimos se recolectan empleando gamelas y el traslado de la fruta hasta la bodega, se realiza en cajas ventiladas. Así, la fruta conserva intactas sus características.

Por su parte, la cosecha del olivo, en todas sus variedades, se realiza en forma manual y semimanual. La incorporación, en el futuro, de cosechadoras cabalgantes nos permitirán una automatización del 60% del proceso.

Manejo post cosecha

El manejo post cosecha, en el caso de la vid, se vasa en podas de despampano; fertilización nitrogenada, fosfórica y potásica en bajas dosis; merma paulatina del riego, y aplicaciones de productos cúpricos y azufre, antes de la caída de las hojas en otoño.

Para el olivo se realizan fertilizaciones de N, P, K; mermas del riego hasta mayo – mes en el cual el riego se interrumpe totalmente -, y aplicaciones de oxicloruro de cobre por posibles daños en las plantas.